Seguidores

viernes, 6 de junio de 2014

DIY: sales aromáticas

¡Hola!
¿Tenéis muy ocupado el finde?
Si no es así, os traigo un DIY fácil y rápido de hacer que podéis probar a realizar durante el finde.
Yo soy muy de velas aromáticas y siempre que se me acababan he intentado aprovechar los recipientes de cristal, lavándolos y utilizándolos para guardar cosas. Pero ya son tantos los que tengo que he tenido que inventar algo nuevo. Así que he decidido rellenarlos con sales aromáticas y que sigan cumpliendo su función inicial: dar buen aroma a la estancia en la que están.
Os digo cómo a continuación:

Utensilios necesarios
-Una vela gastada
-Colorante (yo utilicé uno para repostería que ya me caducó y lo aproveché)
-Sal gorda
-Una colonia que nos guste y que ya no utilicemos
-Un recipiente (si es de un solo uso mejor)
-Una cuchara o palo para mezclar


Elaboración

Lo primero que hay que hacer es limpiar la vela. Hay que quitarle la cera restante (yo uso un cuchillo para romperla y retirarla) y fregarla.
Aquí os muestro la "vida" de la vela que he utilizado. Es de Primark, sólo vale 1€ y me encanta.
¡Parece otra!
A continuación, tenemos que verter la sal gruesa en el recipiente donde vamos a mezclarla con el colorante:


Mezclamos bien el colorante con la sal ayudándonos de la cuchara


Y antes de que la sal haya cogido todo el color que deseamos, es hora de darle olor. Yo he elegido una colonia de Yves Rocher de fresa que me encanta cómo huele pero a la que doy poco uso. Como lleva alcohol y es líquida nos ayudará a que la sal se coloree antes y mejor.


Echamos algunas gotas. Cuantas más, mejor.

Y ahora sí: mezclamos todo bien hasta que el colorante se disuelva del todo. 
Una vez que hayamos conseguido el color deseado, nos ayudamos de la cuchara y traspasamos la sal al recipiente de la vela.

Y voilà. Aquí tenemos ya nuestro recipiente con sales aromáticas y de un color bastante vivo que, en mi caso, pega con mi habitación :)

Lo que más me gusta de este recipiente es que trae tapadera y si nos cansamos del olor en un momento determinado, podemos taparlo.


Bueno esto es todo por hoy. 

Espero que os guste y que lo pongáis en práctica. Si lo realizáis no dudéis en hacer fotos y subirlas a la página de Facebook para que vea cómo os ha quedado.

¡Buen finde!

3 comentarios:

  1. Qué idea tan chula, además de divertida y aromática es que queda la mar de bonita!!
    No creo que me dé tiempo este fi de semana, pero más adelante lo tengo que probar.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    me parece una idea muy atractiva como decoración y aroma. Habrá que llevarla a la practica.
    Gracias por compartir.
    Me quedo contigo, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una idea genial, y además sencillita de hacer.
    Ya te seguimos ahora en el nuevo blog ;)
    Besitos y feliz domingo

    http://losaway.blogspot.com

    ResponderEliminar

..."No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo"...(Oscar Wilde)