Seguidores

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Truco para portavelas

¡Hola a todos!

¿Qué tal va la semana?

Hoy os traigo algo sencillísimo pero que ya que hice quería mostrároslo.

La semana pasada os enseñé un nuevo rincón de mi habitación, que consistía en una mini estantería de Ikea que contenía velas y un marco con una foto especial.

Cuando la colgué me di cuenta de que las velas pequeñas apenas se veían, así que tuve que buscar una solución. Como el paquete de portavelas traía 12 unidades y tan sólo iba a utilizar 4, decidí usar la pistola de silicona y unir dos unidades para que quedaran más altas.

Tal que así:






Espero que la idea os sirva por si alguna vez os ocurre algo parecido...

¡¡Nos vemos la semana que viene!!

miércoles, 17 de septiembre de 2014

DIY: decora tus velas con washi-tape

¡Buenas!

¿Qué tal está yendo la semana?

El otro día compré unos cuantos elementos del Ikea para decorar una pared de mi cuarto que estaba algo sosa, entre ellos unas velas. Éstas, como iban a estar en una estantería, no lucían su color turquesa (a juego con mi cuarto) y tuve que buscarle una solución para que quedaran bonitas y no se vieran con el metal.

Así que cogí mi washi-tape de estrellas azul y las decoré. ¿Queréis saber qué necesitáis y cómo lo hice?

Utensilios necesarios:

- Velas
- Washi-tape
- Tijeras



 Elaboración

Cubrir todo el metal de washi-tape

Una vez cubierto, podemos meter la vela en un soportavelas de vidrio para que aguante más sin estropearse. Al ser transparente, lucirá igual

Y voilà! Puedes hacerlo con todas las velas que necesites. ¡Lucen muchísimo!

Y...así quedo mi nuevo rincón :)



Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica. Es algo muy sencillo pero que luce mucho.


¡Nos vemos el miércoles!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

DIY: Exfoliante casero

¡Buenos días!

¿Qué tal va la semana?

A mí me espera un día largo de reuniones y si tenéis un miércoles movido como yo, espero que esta entrada os sirva para despejaros =)

Hoy os traigo una manera de hacer un exfoliante casero, muy sencillo, barato y, para mí, es uno de los más efectivos que conozco.

Utensilios necesarios:



- Un recipiente vacío con tapadera
- Azúcar
- Aceite de oliva
- Una cuchara

Elaboración:

Lo primero es rellenar una tercera parte del recipiente con aceite. Esto es un poco a ojo, si después veis que es necesario echar más, pues lo hacéis.

A continuación, vamos completando el recipiente con el azúcar. Yo aquí eché unas 5 cucharadas, pero al igual que con el aceite, si veis que os quedáis cortos, podéis ir completando.

El azúcar tiene que sobrepasar el aceite.

Vamos removiendo hasta que quede una textura pastosa. Si queda demasiado seco, añadimos más aceite. Si vemos que queda muy líquido (no se debe ver aceite), añadimos más azúcar.

Y voilà! Aquí tenemos nuestro exfoliante casero
Os recomiendo que lo tapéis y guardéis en la bañera. Así, una vez a la semana, justo antes de enjabonaros, os exfoliáis con esta mezcla y seguro que veis unos resultados fabulosos en poco tiempo.

¡Nos vemos la semana que viene!

martes, 9 de septiembre de 2014

¡De vuelta!

¡Hola a todos!

¿Qué tal han ido las vacaciones?

Yo la verdad es que no he parado. No he hecho un viaje largo pero sí alguna que otra escapadita, demasiadas salidas de tarde y noche, trabajar mucho por las mañanas y tan sólo una semanita de vacaciones que ha coincidido con la feria de mi ciudad. Así que ha sido un verano agotador.

Bueno, por aquí por Málaga todavía quedan dos meses de temperaturas veraniegas, por lo que espero que me quede mucha playa y muchas terrazas. Eso sí, septiembre llega con más trabajo, gimnasio y clases de inglés, culpables de lo que os voy a contar a continuación.

Me he dado cuenta que con este ajetreo me va a ser imposible mantener las dos entradas diarias, y no quiero comprometerme a ello y después no cumplirlo. Me había planteado alargar el parón, hasta que coja el ritmo y vea cómo voy a organizarme, pero he pensado que no es bueno estar tanto tiempo desaparecida. Por lo que creo que voy a actualizar una vez a la semana (los miércoles) y en cuanto coja el ritmo quizás vuelva a las dos semanales.

Eso sí, ampliaré las secciones del blog para que los temas sean más variados y así, en cuanto vuelva al mismo ritmo de antes, tener más ramas que tocar.

Así que...nos vemos mañana con una nueva entrada :)

¡Un beso muy fuerte y gracias por seguir por aquí!