Seguidores

lunes, 27 de marzo de 2017

DIY: Choker

¡Buenos días!

Hoy os traigo un DIY muy femenino y de algo que está muy de moda.

Vamos a hacer un choker.

Para ello tan sólo necesitaremos:


  • Alicates
  • Tijeras
  • Cierres
  • Arandelas
  • Lazo (yo he usado uno elástico de terciopelo)
  • Algún adorno
Elaboración:

Es muy, muy fácil. Primero nos mediremos el cuello con el lazo y cortaremos un centímetro menos de la longitud que nos mide.

Después, en cada uno de los extremos pondremos una pieza como esta:


Es fácil de conseguir en tiendas de abalorios o bazares chinos.

Yo quise ponerle un adorno, por lo que antes de ponerlo en el segundo extremo, introduje una arandela para poder enganchar el adorno, ya que es más fácil introducirla cuando sólo hay lazo y no está puesto aún el cierre.



Las piezas de los extremos yo las he cerrado con unos alicates. No hace falta que tengáis unos de los pequeños específicos de abalorios, yo uso unos normales (que se los robo a mi padre de su caja de herramientas, jeje)



Una vez que tengamos puestas las piezas de los extremos, tenemos que enganchar los cierres a ellas con unas arandelas. Se pueden manipular con los mismos alicates utilizados anteriormente: se abren un poco, se introducen las piezas y posteriormente se cierran con la misma herramienta.


Perdonad mi uña tan bien pintada xD

Ahora es el momento de probaros el choker en vuestro cuello. Si queda bien, perfecto, ya lo tendréis terminado. Si queda algo pequeño, yo lo que he hecho alguna vez es añadirle una arandela más al extremo que no tiene el cierre, tal y como vienen algunos collares que compramos en las tiendas. Si os queda grande, habría que abrir de nuevo la pieza de alguno de los extremos, sacar el lazo, cortar otro trocito con las tijeras y repetir el proceso. Por eso os recomiendo que cuando midáis el cuello, tiréis siempre a la baja que al alza, ya que es más sencillo añadir arandelas que cortar lazo ;)


Y voilà! Ya tenemos nuestro nuevo choker:


Yo tengo muchos hechos: en rojo, rosa, burdeos, negro, etc. Algunos con adorno y otros sin él. Cada lazo cuesta menos de 30 céntimos y los abalorios andan por ese precio también. Es decir, que por menos de un euro tenemos un collar nuevo y a nuestro gusto.

Yo me animé a hacerlos cuando vi que Amancio Ortega los vendía en sus tiendas por cerca de 10 euros.

Así que ya sabéis. Si os animáis, no dudéis en compartir vuestra creación por las redes sociales con el hasthtag #DIYlivarelunae.

¡Un besazo!

lunes, 20 de marzo de 2017

DIY: Cortina sin coser

¡Buenos días!

Hoy os traigo uno de esos DIYs que parece más complicado de lo que realmente es, ya que el resultado es tan bueno que parece imposible que sea tan sencillo.

¡Pero sí que lo es! Se trata de una cortina sin coser, que puedes utilizar para ocultar el contenido de cualquier estantería o armario.

Tan sólo necesitas:
- Trozo de tela
- Cinta métrica
- Tijeras y lápiz
- Plancha
- Cinta adhesiva de plancha (disponible en cualquier bazar o merecería)
- Velcro (si este es adhesivo, no necesitarás los dos utensilios siguientes)
- Cinta adhesiva de doble cara
- Silicona caliente o superglú

Procedimiento:

Lo primero de todo es medir el mueble o hueco a cubrir para recortar la medida en la tela. No os olvidéis de añadir un cm más a cada lado para poder hacer el dobladillo.


Yo lo que he hecho es ayudarme de una regla para que el trozo de tela me salga recto y lo he marcado con un rotulador.


Una vez que hemos recortado el trozo de tela, tomamos el centímetro que hemos medido de más para realizar el dobladillo y que no se nos deshilache la tela.

Para ello no necesitaremos máquina de coser, ya que lo realizaremos con la cinta adhesiva que se adhiere con el calor de la plancha.

Yo he cortado la cinta que tenía en varios trozos de 1cm, ya que era demasiado ancha 


Como veis, doblamos la tela y enmedio colocamos esta cinta. Pasamos la plancha por encima y el dobladillo quedará hecho.

Para mí es la parte más laboriosa, ya que tienes que andar con cuidado de que todo quede más o menos recto.


Repetimos todo el proceso con los cuatro costados de la tela.

A continuación, tan sólo nos queda adherir nuestra nueva cortina a la estantería que queremos cubrir. Yo uní ambas partes con velcro, ya que me resulta más fácil por si en algún momento tengo que retirar toda la cortina. Si no vas a necesitar quitarla, puedes pegarla con un método más definitivo.

Mi velcro no era adhesivo, por lo que tuve que idear un método para pegarlo a la tela y al trozo de madera. Así que me hice con una cinta de doble cara y con silicona para adherirlo a estas zonas:



Primero, pegué la cinta de doble cara al filo donde quería que fuera la cortina:


Esta cinta me sirvió para adherir a la madera uno de los trozos de velcro:


La otra cara del velcro la pegué a la tela con silicona caliente:



Y ya sólo me quedo unir ambas caras del velcro y...


Voilà! Ya tenía mi cortina hecha :)

Como sé que os gusta cotillear (=P), os voy a dejar una foto de mi rincón "desastre" que gracias a esta cortina deja de serlo un poquito y, además, la tela va en armonía con la decoración de esta zona =)


Como siempre os digo, si os ha gustado y lo vais a poner en práctica, no os olvidéis de compartidlo a través de las rrss con el hashtag #DIYlivarelunae para que vea cómo os ha quedado.

¡Nos vemos el próximo lunes!

lunes, 13 de marzo de 2017

DIY: Tapar transparencia

¡Buenos días de lunes!

¿Qué tal se está presentando marzo?

Espero que genial :)

Hoy os traigo otro DIY muy sencillo.

Resulta que tengo un neceser para el bolso que me encanta por su tamaño y su flexibilidad pero que tiene una pequeña "ventana" que hace que se vea todo lo que tiene en su interior.



Cansada de esto quise dejar de usarlo pero se me ocurrió algo mejor: taparía esta ventanita indiscreta con encaje :)

Elementos necesarios: - Neceser (por supuesto)
- Encaje (que un solo trozo cubra el hueco  a tapar)
- Tijeras
- Silicona caliente o superglú



Procedimiento:
Es muy sencillo. Para empezar daremos la vuelta al neceser, para que todo lo que hagamos quede por la parte que no se ve.



A continuación, tan solo hay que medir cuánto encaje necesitamos para cubrir la "ventana".
Después, echamos la silicona y vamos adheriendo el trozo de encaje con cuidado.



Finalmente, recortamos lo sobrante.



Y voilá, ya tenemos nuestro "nuevo" neceser.



¿Qué os ha parecido? ¿Lo usaréis con algún objeto con el que os ocurra lo mismo?

Si es así, compartidlo por las rrss a través del hashtag #DIYlivarelunae para que vea cómo os ha quedado.

¡Nos vemos el próximo lunes!

lunes, 6 de marzo de 2017

CMLHY: Guardar etiquetas "bíblicas" de la ropa

¡Buenos días!

Ya estoy otra semana más aquí :) Creo que por el momento puedo ir cumpliendo mi rutina de nuevo.

Esta vez os traigo un "Cómo lo hago yo" que creo que os puede interesar bastante.

A mí siempre me molestan mucho las etiquetas "bíblicas" (como yo las llamo) de las prendas de ropa, esas que traen tres o cuatro super grandes con poca información útil, por lo que prenda que compro, prenda a la que le corto las etiquetas.



Eso está muy bien para mi comodidad, pero mi madre siempre me ha regañado a la hora de hacer la colada, ya que para ciertas prendas hay que tener muy en cuenta la información de lavado que viene en esas odiosas etiquetas.

Así que hace poco encontré la solución a nuestro problema, algo que resolvería poder cortar las etiquetas sin que mi madre (o yo cuando me independice) tenga problemas a la hora de echar la ropa a la lavadora.

Es muy sencillo, tan sólo necesitas un tarjetero :)




Así lo hago yo:


Corto estas etiquetas y sólo me quedo con la que trae la información del lavado



Mi tarjetero es cuádruple, pero os sirve de cualquier tamaño, siempre que tenga estas fundas donde guardar las etiquetas de la ropa y otras de papel donde añadiremos a qué prenda pertenece.

Yo, para hacer las etiquetas donde escribiré a qué prenda pertenece la información, recorto trozos de papel con esta taladradora para que queden más bonitos pero si no tienes una parecida, puedes recortar trozos de papel con tijeras y adaptarlos al hueco que tienes en el tarjetero.

Así, coloco en cada huequecito las dos etiquetas: la de la descripción de la prenda y la de la información de lavado

Como ambas caras de las fundas son transparentes, lo que hago es colocar la de la descripción por delante y la información de lavado que quede justo al reverso y así se ve todo en un solo vistazo.


Pues como veis es algo muy sencillo y barato de hacer. Creo que os solucionará este problema a muchos de vosotros que, como yo, elimináis de un plumazo estas molestas etiquetas :)

Ya sabéis, si os animáis a hacerlo no dudéis en publicarlo en vuestras redes sociales con el hashtag #DIYlivarelunae y así lo veo.

¡Os espero la semana que viene!

Un besazo